Cuando llega el frío, ¿tenemos que cambiar nuestra forma de comer? Soy una convencida de que efectivamente somos lo que comemos. Ni más ni menos. Sí, sí. Porque comemos impulsados por unos motivos u otros. Y tenemos…