Tamara Méndez
Jefe de proyectos. Tuxpan Ingeniería. Chile.

Junto a María Esther aprendí a conectar con mis emociones, a tenerme paciencia, dejar de lado mi autocrítica y auto exigencia. Hoy entendiendo que el mundo no es perfecto, ni yo debo serlo. Descubrí que habían cosas que para mi eran superficiales y no les daba importancia porque no podía todavía hacerme cargo. Yo estaba interesada en mi trabajo personal, pero había algo que me hacía sentir  incompleta. María Esther me acompañó a descubrirme como mujer, aceptar mi cuerpo, a sentirme y verme linda. Hoy me siento plena, feliz, conectada con la mujer que quiero ser.  Fue una compañía muy importante en mi proceso de transformación y hasta el día de hoy lo es. Continúa atenta a mis nuevos desafíos, siempre dispuesta a acompañarme. Muchas gracias y éxitos coach.